domingo, 19 de noviembre de 2017

V Ruta Fotográfica "El coloquio de los perros"

El pasado sábado 18 de noviembre de 2017 tuvo lugar la quinta edición de la ruta fotográfica que organiza la Asociación Cultural "El coloquio de los perros" y que transcurrió por los antiguos molinos de aceite del Carmen y del Pinar, así como por las instalaciones de Aceites Bellido en la finca Juan Colín, donde tuvo lugar una visita guiada por la almazara, los olivares y el museo del aceite.
La actividad, que posee un carácter mixto (ruta interpretativa y taller práctico de fotografía), dio comienzo a las 09:00 horas de la mañana en la estación de autobuses de Montilla. Además de las imágenes que tomaron con sus cámaras, y que en los próximos días reflejaremos en el blog y las redes sociales de la asociación, los participantes conocieron de primera mano la historia de la elaboración del aceite en el término municipal de Montilla.
Desde El coloquio de los perros queremos agradecer a los dueños de las fincas visitadas por su colabración en el desarrollo de esta ruta, así como a Manuel Llamas Salas por la ayuda obtenida para conseguir la información sobre los antiguos molinos de aceite en Montilla, buena parte de la cual se encuentra en su tesis doctoral "El molino del Duque de Montilla y la influencia del monopolio señorial en la arquitectura oleícola".

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Autobiografía - Juan Goytisolo, por Ofelia Ara

No deja de ser llamativo que en una misma familia haya escritores de profunda calidad y alcancen notoriedad por su forma, fondo, compromiso con la literatura, con las ideas y sean representativos para su generación. No son pocos los casos conocidos, los Durrell, las Brontë, los Mann son ejemplos de hermanos tocados con la gracia de la escritura. En un plano nacional, los hermanos Panero: Michi, Juan Luis y Leopoldo. Y la familia Goytisolo: José Agustín, Juan y Luis, que no solo aunarían la pasión por las letras sino también un compromiso político muy activo.
Juan Goytisolo intenta dar/darse una explicación para esta circunstancia. Lejos de buscar una influencia directa y bienhechora de alguien de su entorno, aun siendo descubierta la madre, muerta tempranamente en un bombardeo de Franco en Barcelona, como una lectora de gusto refinado, dice con crudeza que la vocación literaria de los tres hermanos se debe quizá a la necesidad de resarcirse de un trauma y una decepción tempranos. Y este trauma no es el de la guerra solo, es la toma de conciencia de la realidad agobiante, del estatus de la familia y del rechazo a la figura del padre, así como la conciencia de pertenecer a una familia cuyo origen de bienestar económico procede de la explotación por parte del bisabuelo de una mano de obra barata en Cuba. Por supuesto la alienación de vivir en una España opresora y oprimida por Franco que le afectó a él, como a tantos catalanes, hasta en el lenguaje, pues era consciente de que su castellano barcelonés era impreciso y pobre, lo que le hizo alejarse de él y volverse francohablante, hasta el día en que descubrió, gracias a Góngora y a Cervantes, a los que había dado la espalda, que el castellano era su patria auténtica y objeto de odio y amor. Con cualquier libro de Juan Goytisolo entre las manos es sorprendente la revelación de su pobreza lingüística. Pocos autores habrá con un vocabulario tan rico y con una sintaxis tan compleja y, a la vez, tan clara, hasta el punto que me atrevería a afirmar que hay un antes y un después del encuentro con su literatura, circunstancia en ocasiones no del todo deseable pues impide el disfrute futuro de muchos de los libros que se publican.
“Autobiografía” es la unión de dos libros de memorias, ya antes publicados, “Coto vedado” (1985) y “En los reinos de taifa” (1986), junto con varios textos a modo de epílogo que completan las memorias de este escritor, muerto en junio de 2017. El primer libro se centra en la historia familiar y las consecuencias que tuvo para él su niñez; el segundo libro habla de su madurez y su lucha y compromiso político, aunque planea constantemente en ambos la íntima pulsión de escribir y lo que él entiende que es el oficio de escritor, o, mejor dicho, el no-oficio, pues su posición es opuesta a la de otros escritores: quiere ganarse la vida para poder escribir y no al revés, que la literatura se convierta en una adicción y ser libre para experimentar y crear. No obstante, comparte con otros muchos la certeza de que, en realidad, escribe un único libro, pero que aún no lo ha terminado. Del mismo modo que planea su amor a la literatura, lo hace su tormentosa sexualidad y reconoce sin pudor que ésta nunca fue burguesa ni de buenas maneras. Sin olvidar la tremenda represión que la España católica dejó caer sobre sus habitantes.
Testigo y sufridor, como tantos, de la dictadura franquista, es inevitable empatizar con sus situaciones personales de desencanto, asfixia vital y deseos de huída de un país pobre intelectualmente y sin estímulos. Pese a que no juzga sin considerar las circunstancias y sentimientos de todas aquellas personas que encuentra en su camino, cada página hace un retrato implacable del ambiente que hubo desde el fin de la guerra hasta la muerte del dictador. Juan Goytisolo cuenta su propia experiencia, teniendo en cuenta la edad en que la tuvo. Así el niño es testigo de una educación represora que le alcanza a él y a los adultos; el joven descubre que debajo de esa sociedad dormida hay una corriente de insatisfechos que se mueven para acabar con el régimen; el adulto, ya fuera de España, está comprometido directamente con la revolución que cree que está por venir y que acabará con la dictadura, hasta que es consciente de que el país se está modernizando y aburguesando y pierde la fe en que suceda. El camino de su libertad personal es largo pues ha de pasar por el desencanto que sufre al acercarse a un partido comunista que termina por parecerle dogmático, lleno de consignas que le recuerdan a la falange de su infancia e intolerante y con el que termina desagradablemente. El libro está lleno de nombres emblemáticos de nuestra historia reciente, de los que habla con respeto y mucho sentido del humor.
Es obvio que la visión y versión de los hechos de su vida es personal. He mencionado a los hermanos Panero al principio porque con ellos se pone de manifiesto que la historia se escribe cada día y con diferentes ángulos. Mientras que Michi Panero argumentó la película “El desencanto”, su hermano Juan Luis ironizó sobre ese argumento en su libro “Sin rumbo cierto” (son unas memorias conversadas con Fernando Valls, muy interesantes). Habría que ver cuál es la visión de los otros hermanos Goytisolo, en especial sobre los años de infancia compartidos para  tener un conjunto completo. No obstante, merece la pena leer la “Autobiografía” de Juan Goytisolo, no solo por su fantástica forma de escribir, sino por su humanidad, entendida como alguien muy respetuoso con las ideas ajenas, aun siendo contrarias a él, por su humildad y sinceridad al desvelar sus errores, hasta el punto de intentar hacer justicia ahora con aquellos a los que perjudicó, su generosidad y agradecimiento hacia las personas que pasaron por su vida y su fino sentido del humor. Es un libro que resulta duro porque la realidad se presenta sin artificios, aunque de modo elegante, y no pocas veces mueve a la ternura y provoca una carcajada. Pero lo mejor es la alegría y el placer de leer a un gran intelectual.

lunes, 6 de noviembre de 2017

V Ruta Fotográfica "El coloquio de los perros"

El sábado 18 de noviembre de 2017 la Asociación Cultural “El coloquio de los perros” organiza la ‘V Ruta Fotográfica El coloquio de los perros’, en la que se recorrerán antiguas almazaras del término municipal de Montilla así como las instalaciones del Museo del Aceite de Oliva “Juan Colín”, donde se conocerá la evolución de los lugares de elaboración de los aceites de oliva y de su proceso en nuestra tierra. A la vez, se tomarán fotografías en las paradas establecidas por la organización, que serán anunciadas durante el recorrido.
La actividad, que posee un carácter mixto (ruta interpretativa y taller práctico de fotografía), dará comienzo a las 09:00 horas de la mañana en la estación de autobuses de Montilla, desde donde se partirá en autobús hacia el destino.
La inscripción para participar en la ‘V Ruta fotográfica El coloquio de los perros’ es de 5 € y se realizará a través del formulario que aparece al pinchar en el enlace.
Puedes conocer las bases de la actividad pinchando aquí.

sábado, 28 de octubre de 2017

Libro del 15 Concurso de Relato Corto y Fotografía

Ya está disponible el libro con los relatos y fotos más destacadas del 15 Concurso de Relato Corto y Fotografía, cuyo lema ha sido "Bares", en formato epub, mobi y pdf. Basta con pinchar sobre los enlaces o la imagen para descargarlo.
https://drive.google.com/file/d/0B5w63sv6aiNeajBxUWxLNDlPcGM/view?usp=sharing

domingo, 22 de octubre de 2017

Entrega de premios del 15 Concurso de Relato Corto y Fotografía

El viernes 27 de octubre de 2017 a las 21 horas en la Casa del Inca de Montilla tendrá lugar la entrega de premios y la presentación del libro con las obras más destacadas del 15 Concurso de Relato Corto y Fotografía "El coloquio de los perros".
El certamen, cuyo tema en esta edición ha sido "Bares", ha sido ganado por Héctor Daniel Olivera Campos con su obra "My private bareto" en el apartado de relato corto y por José Beut Duato con la imagen "Manhattan breakfast" en el apartado de fotografía. Asimismo, el accesit de relato corto ha sido para Ernesto Tubía Landeras y su obra "Bucle".
Además de los tres premiados, en el libro del concurso, que será presentado ese día en papel en la Casa del Inca y que estará también disponible en esta web en formato digital, se han incluido las menciones especiales del jurado a los relatos "El bar multiusos", de Eduardo Viladés Fernández de Cuevas, "Tortilla de patata", de Cristina Cifuentes Bayo, y "Un lugar en el paraíso", de Manuel Agustín Belmonte Pérez, así como a las fotografías "Bar 2 de Mayo", de Juan Cruz Olivieri, "Escenas", de José Tomás Rojas, "Tabernas del sur", de João Galamba de Oliveira, "La terraza de Sísifo", de Andoni Alemán Amundarain y "Desayuno y prensa", de Carlos Frías Pérez.

viernes, 20 de octubre de 2017

Vida de Marcel Schwob (por Marcel Schwob), por Santos Muñoz Luna

El autor francés sabía que su vida iba a ser breve (1867-1905). Por eso su obra tiende a cierta condensación, al conceptismo de querer decir mucho con muy poco, a disfrazarse de casi todos los géneros -relato, artículo, ensayo, poesía, libro de viajes…- como si tuviera prisa por decir todo lo que el tiempo no le iba a permitir. Desde la muerte de Monelle, la joven obrera y prostituta con la que apenas convivió tres años, a  su relación con Marguerite Moreno, su mujer, seguramente sintió que se acercaba a la plenitud de su dolor y también a la plenitud de su obra.
Aunque su labor como traductor, ensayista (tuvo mucho interés por Villon o el argot) e intelectual atento a su tiempo y gran conocedor del mundo clásico es muy destacable, tal vez hoy lo apreciemos más por sus relatos de ficción, pequeñas joyas por las que apenas ha pasado el tiempo.
De culta familia judía, seguramente su infancia y juventud estuvieron rodeadas de inquietantes libros y del arte reposado y silencioso que se colaba por las ventanas de los cafés parisinos. Aprendió a los clásicos y conoció sobradamente a sus contemporáneos. Fue políglota, viajero y excelente conversador y disfrutó de todos los placeres de la carne en las cortesanas de París, entre las que terminó eligiendo a Louise, Monelle. El Libro de Monelle, coloca en un espejo mitológico a una pequeña prostituta parisina, es una delicia de lirismo alto que nos somete por la simpleza honda de sus sentimientos y el variopinto catálogo de sus retratos, figura entre esos raros murales íntimos de los que uno de vez en cuando disfruta con perversidad. Pero su obra más célebre, Vidas imaginarias, provocó aún más perplejidad en algunos de los grandes autores del siglo XX, como el Borges de Historia Universal de la Infamia. Ese librito que mezcla retratos de personajes reales con otros de existencia más dudosa, propone una nueva ficción que hace más leves, y por tanto transitables, las fronteras entre lo real y lo imaginario. De todos los relatos incluidos aquí quizá los más interesantes a nuestro juicio sean los relacionados con los malvados y piratas del final y por supuesto el dedicado a la picaresca vida de Petronio.
Muchos de sus cuentos y ensayos tuvieron forma de libro póstumo y fueron publicados en L’Écho de Paris o en Le Phare de la Loire. Hoy en día se siguen recuperando textos, como los aparecidos en el volumen Mundos terribles, con excelentes piezas como Buffalo Bill, una moderna visión sobre los límites del espectáculo y la crueldad de cualquier tipo de colonización o Blancas-manos, de ritmo intenso y certero con excelentes diálogos entre dos pícaros.
Se sintió alma gemela de su admirado Stevenson con el que mantuvo una interesante correspondencia y por eso visitó Samoa poco después de la muerte del autor escocés, pero tuvo que volver a la civilización por su salud siempre delicada. De los avatares, la dureza y las frustraciones este viaje dejó otro libro, Viaje a Samoa.
Viajó por Europa buscando climas que soportara su frágil cuerpo, que ya no encontraba soluciones para seguir en su compañía. Su vida no podía haber sido de otra manera.
Si consultamos las causas de su muerte, las autopsias biográficas proponen desde la tisis o tuberculosis hasta la gripe que como sabemos arrasaron el primer tercio del siglo XX. Murió sin decirle sus últimas palabras a Marguerite Moreno, mujer con la que convivió en sus últimos años. La actriz estaba de gira. Seguramente representaba a la Ofelia de Shakespeare o a cualquier otra heroína desgraciada.

sábado, 14 de octubre de 2017

El dinero está en YouTube, por Virginia García

YouTube se ha convertido en una fuente de ingresos considerable, ser YouTuber es un trabajo, y para algunos muy bien remunerado. Detrás de cada canal puede haber un negocio muy lucrativo. En palabras sencillas, hay diferentes maneras de ganar dinero con YouTube:
1. Publicidad y visualizaciones. Los YouTubers pueden monetizar su contenido para obtener ingresos con los anuncios que se muestran en sus vídeos y con los suscriptores que ven su canal. Según el número de suscriptores y visualizaciones se establece una cantidad de dinero por miles de visualizaciones. Canales con pocas visitas y pocos suscriptores tendrán unos ingresos modestos. Pongo como ejemplo,  objetivo y estimativo, que un canal de más de 100.000 suscriptores con un video viral con un millón de visualizaciones puede dar a su creador unos 600€ por ese video. No todos los videos se vuelven virales, y no en todos los países se paga igual. YouTube calcula los ingresos a través de algoritmos en relación con lo “interesante” que puede ser un canal  y el YouTuber. Más detalles en https://support.google.com/youtube/answer/72902?hl=es
2. Colaboraciones. Las marcas pagan para que en los videos se muestren sus productos. Estas colaboraciones pueden oscilar entre 200€ o miles de euros según el YouTuber.
3. De forma indirecta. Por ejemplo, es muy común que YouTubers creen sus propios productos que publicitan a través de su propio canal. Pero hay otros más “ingeniosos” como por ejemplo Dulceida. Ella organiza y patrocina anualmente un evento llamado Dulceweekend para que sus “followers” la conozcan personalmente. La entrada al evento cuesta 18 € la más asequible. Además, allí expone muchos de los productos que comercializa, sacando un rendimiento al evento realmente alto.
No puedo terminar este artículo sin hablar del YouTuber español más famoso; ELRUBIUS OMG cuenta con más de 25 millones de suscriptores y las visualizaciones en sus videos oscilan entre 5 y 30 millones (hagamos comparaciones, Sálvame Diario cuenta con una audiencia que no llega a dos millones.). ELRUBIUS gestiona sus ingresos a través de su empresa Snofokk Sociedad Limitada, que tuvo unos ingresos en 2015 de 938.186 €.
Pero no todo es positivo en YouTube, el dinero tiene una contraprestación negativa;  la falta de privacidad. A través de sus videos se puede saber dónde viven, con quién, su familia, pareja… Como ejemplo de falta de privacidad encontramos el canal de Verdeliss, donde una madre hace vlogs con sus 6 hijos. El canal se centra en la crianza respetuosa de ellos, siempre dando las gracias a sus suscriptores ya que su sueldo sale directo de YouTube y le permite quedarse en casa con ellos. En sus videos se pueden ver desde los partos de sus hijos, hasta sus cumpleaños, rutinas de baño, de comida, de vacaciones, caídas, enfados, momentos divertidos, tristes, vergonzosos… Su familia es reconocida por la calle, sus hijos son conocidos para un millón de personas. ¿Hasta qué punto es rentable airear la privacidad de seis menores? Cada cual deberá valorarlo.

Asociación Cultural El coloquio de los perros

Asociación Cultural El coloquio de los perros
Con la tecnología de Blogger.

Sí­guenos en Facebook

Concurso de Relato Corto y Fotografía

Cata de cerveza

Últimas noticias