sábado, 28 de enero de 2017

Filled Under:

La novia, por Virginia García Gómez

Suelo recomendar literatura, pero hoy quiero hacer algo distinto y recomendar una película con algo de trampa, La novia (2015,- 93 minutos), dirigida por Paula Ortiz.
Esta película es una adaptación libre de la obra Bodas de Sangre, escrita por Federico García Lorca; esa obra de teatro que nos obligan a leer, resumir, analizar y memorizar hasta la saciedad en Secundaria.
Entre el elenco de actores se encuentran Inma Cuesta, María Alfonsa Rosso, Alex García, Asier Etxeandía, Leticia Dolera, Carlos Álvarez Novoa, Luisa Gavasa y Ana Fernández.
Respecto del argumento de la película, qué puedo deciros, ¿quién no lo conoce? Una novia, dos hombres, una boda y sangre.
No podría deciros qué es lo que más me ha gustado de la película; son tantos los aspectos destacables. Por ejemplo, la simbología. Toda la película, al igual que la obra, es pura metáfora y simbología, desde el paisaje donde se desarrolla, ese secarral que impregna la vida de los personajes, que se mete en su cuerpo; hasta la casa derruida donde viven que vaticina la desolación que aguarda; el calor, el caballo, las frutas, los espejos…
Algo de lo que no pudimos disfrutar con la lectura es la banda sonora. Podemos escuchar a Inma Cuesta cantando La tarara o Los cuatro muleros, o a Vanesa Martin cantando La Nostra Novia, canciones como Nana del Caballo Grande, Take this Waltz, las composiciones de Shigeru Umebayashi… Puro simbolismo que se añade a la trama.
Destacable también el reparto: Inma Cuesta, que te arrastra en su drama, en su elección, en su fatalidad; Asier Gómez Etxeandía, tan enamorado y tan vengativo a la vez. Cuadran a la perfección. La escena donde Inma Cuesta canta La Tarara, y cómo Asier Gómez la busca con la mirada, es genial.
Pero mi escena favorita, sin duda, es la más trágica. (sin hacer spoilers, ya que no escribo más de lo que ya está escrito): cómo se enfrentan el escogido y el abandonado. Y cómo la última visión de uno de ellos es ver que la mujer amada solo tiene ojos para el rival. Es devastadora.
Esta película es pura emoción, pasión y sentimiento.