jueves, 26 de febrero de 2015

Filled Under:

Far Cry 4, por David Luna

Dicen que los videojuegos son el octavo arte y obras como Far Cry 4 no hace más que corroborarlo. A pesar de que su precio de lanzamiento sea algo elevado, no deja de ser una compra obligatoria para cualquier “jugón” ¿Pero son caros los videojuegos? Qué buen tema para nuestros entrañables Cipión y Berganza. Como argumento siempre esgrimo la comparativa con el cine y la clavada de 6 a 8 euros por, en el mejor de los casos, dos horas de diversión, mientras que hay juegos de los que llevo jugadas más de 100 horas y que aún disfruto como el primer día.
Far Cry 4 es uno de esos juegos que, en cuanto lo empiezas, te olvidas del desagradable asunto del dinero. En algunos sitios leerás que es la continuación de Far Cry 3 (algo así como un Far Cry 3.5) pero nada más lejos de la realidad, es la evolución del mejor shooter del 2012. Criticar que se parece demasiado a su predecesor es como criticar El Padrino 2 “porque nos vuelve a dar la barrila con la dichosa familia Corleone”.
Gráficamente es una maravilla, cada dos por tres hay algo que merece la pena observar detenidamente. La vegetación, los animales, las edificaciones, el paisaje… todo parece real, es un lugar precioso y lleno de vida. Eso sí, para jugarlo con todo al máximo (cosa que recomiendo) debes de tener un equipo bien potente con una tarjeta gráfica de ultimísima generación; si no la tienes, el juego está muy bien optimizado y seguramente podrás disfrutarlo en calidades bajas. El sonido crea una inmersión extraordinaria, el viento, los pájaros, el motor de los coches, los disparos de las armas…., es una delicia jugarlo con un 5.1.  Si bien la trama no pasará a los anales de los videojuegos como lo hicieron en su día Mass Effect o Max Payne, cumple con una historia bien contada, atractiva y adulta en la que tendrás que tomar decisiones que condicionarán el final del juego. Su duración va en torno a las 35 horas para completarlo al 100%, aunque como todos los sandbox dependerá de la dificultad elegida y destreza del jugador.
Para los que tengan la tentación de jugarlo al modo JACK SPARROW les diré que se perderán uno de los alicientes del juego: el modo cooperativo. Jugarlo con un amigo es divertidísimo. No podrás completar las misiones principales pero podrás hacer todo lo demás y, al ser un mundo tan abierto, las posibilidades son casi ilimitadas. Eso sí, búscate un amigo con micrófono porque tendréis que coordinar bien vuestra estrategia si no queréis morir cientos de veces.
En lo negativo sólo reseñar los bugs propios de este tipo de juegos (enemigos que se pasean por la mirilla de tu arma como buenos patos de feria; que pasan por tu lado pero no te detectan; quedarse atascado con una simple roca en el suelo o alguna salida inoportuna al escritorio). Sólo hay un fallo que me ha molestado mucho, a veces las misiones de proteger a tus aliados se complican bastante porque de repente les da por inmolarse colocándose en tu línea de fuego.
En conclusión, Far Cry 4 tiene todo lo que un buen player necesita y, aunque en los tramos finales de la campaña resulta algo repetitivo, con las opciones de cooperativo y multijugador podréis ampliar el juego hasta el infinito. Así que, si te gustó Far Cry 3, no dudes en comprarlo y, si no te gustó Far Cry 3…, aléjate de él pero háztelo mirar.