domingo, 22 de septiembre de 2019

Filled Under:

The division 2, por David Luna


The División 2 es un shooter looter táctico, arcade en tercera persona enfocado al multijugador en línea. Para los profanos, decir que se trata de un videojuego de disparos para jugar en línea y que lo más importante es coger armas, armaduras, materiales, etc., para cada vez ser más competitivo. Es un juego para disparar y farmear (recolectar cosas). Secuela de The Division (2016), pule y mejora aquellos aspectos que más éxito tuvieron, así que podemos decir que es lo mismo pero mejorado.
Se ambienta en Washington DC tras un apocalipsis provocado por un grupo terrorista que tumba al poderoso gobierno de EEUU y lo convierte en una ciudad sin ley, perteneciendo tú al único grupo militar (la división) que se interpone entre el bien y el caos. En esta secuela, habrán pasado seis meses desde el primer ataque, con lo que ahora el país se encuentra en verano y no en invierno como en el primer The Division. Esto hace que los escenarios exteriores cambien con respecto a su antecesor, no veremos nieve y los atuendos de los personajes serán más veraniegos. Es importante recalcar que no hace falta haber jugado a la primera parte para disfrutar de este juego. De hecho, recomiendo saltarse la primera parte y viciarse directamente a The Divison 2.
Estamos hablando de un videojuego como servicio y no de un juego al modo tradicional; esto significa que al salir al mercado no estaba completo y que se irá actualizando con misiones nuevas, tareas, modos de juego y cualquier cosa que la desarrolladora Ubisoft considere que va a seguir enganchando a los jugadores y atraer a nuevos compradores. Este modelo de negocio tiene pros y contras. En cuanto a lo positivo, que se trata de un juego al que puedes estar jugando incansablemente durante meses e incluso años hasta que salga la tercera parte (que de seguro ya la estarán haciendo, porque lleva años terminar un juego de este calibre); y en lo negativo, que si lo compras nada más salir te lo vas a encontrar con muy poco contenido, mala optimización, bugs a cascoporro y sin saber los cambios que llegarán en el futuro, con lo que pudiera ser que el juego que compraste no se parezca en nada al que habrá dos o tres años después. Asimismo, puede pasar que, por alguna razón, el juego no haya tenido las ventas esperadas y se abandone al olvido no actualizándolo, no dando lo prometido o simplemente cerrando sus servidores y quedándote sin poder jugar a pesar de haberlo comprado. Por fortuna, esto no parece que vaya a ocurrir porque hablamos del mejor juego del 2019 y le queda cuerda para rato.
En el apartado técnico, adolece de lagazos, bajadas de frames, crasheos, fallos en texturas…; por desgracia lo normal, hoy en día, en la industria de los videojuegos. La comunidad de jugadores se queja también de mala optimización. En mi caso puedo jugar con configuración entre alta y ultra a 40-80 fps. (frames por segundo) sin tener un PC de última generación, así que no me puedo quejar. Visualmente es un juego atractivo, con muchos escenarios exteriores con un nivel de detalle majestuoso, los interiores también están muy cuidados, pero se te hacen más monótonos porque a veces son muy parecidos entre sí. La ciudad se ha recreado a escala 1:1, con lo que la sensación de realismo es apabullante. Posiblemente es la mejor recreación de un mapeado en la historia de los videojuegos. Se nota que Ubisoft ha tirado la casa por la ventana y ha apostado por sacar un producto de calidad que gustará incluso a los jugadores más exigentes. El sonido es más que aceptable, las armas suenan bien, se escucha nítidamente a los enemigos hablar entre ellos y el doblaje en castellano no tiene ninguna pega. La banda sonora cumple, pero no destaca.
La historia, aunque es muy interesante, carece de importancia, porque es una mera excusa para pegar tiros y recoger el loot que sueltan los enemigos. Pero si eres de los que les gusta conocer el lore, lo vas a disfrutar mucho porque cada rincón de la ciudad tiene algo que contar. Eso sí, hablamos de una historia adulta no apta para menores, por ello, y por su violencia, tiene una clasificación PEGI (Pan European Game Information) para mayores de 18.
La jugabilidad es lo mejor que tiene The Division 2, es tremendamente divertido y adictivo. Puede pecar de ser un poco repetitivo, puesto que consiste en hacer las mismas misiones o tareas una y otra vez, pero tras echar más de 200 horas (y las que me quedan) puedo decir que aún no me he aburrido en ningún momento. Aunque se puede jugar en solitario, no tiene ningún sentido, puesto que está pensado para hacer las misiones en cooperativo. Especialmente divertido si vas con amigos (con micrófono, por supuesto), aunque jugar con “guiris” tampoco representará mayor problema por el tema del idioma. No es como en otros juegos, que hay que coordinar bien las acciones, aquí lo importante es saberse los mapas, por dónde salen los enemigos, elegir la mejor cobertura y no ir en modo Rambo. Como he dicho antes, es un juego de carácter arcade, con lo que los jugadores a los que les guste el realismo se sentirán algo defraudados, es muy falso cuando vacías un cargador sobre un sujeto sin armadura y éste sigue disparándote tan tranquilo. Cuando se alcanza el level máximo te dejan elegir especialización: francotirador, curación o granadero, como si de un juego de rol se tratara, pero a la hora de la verdad es engañoso porque la especialización de tu personaje no afecta demasiado a la hora de afrontar las misiones.
Una cosa que no me gusta es que trae los omnipresentes micropagos (porque no hay juego que salga al mercado en la actualidad que no tenga), aunque de momento son solo cosméticos y sirven para comprar ropitas, bailecitos y tonterías de esas, con lo cual no afecta ni desbalancea. Pero como el juego irá evolucionando con el tiempo, no descarto que metan algún arma “tocha” de pago. Tampoco me termina de convencer lo que se llaman zonas oscuras, en las que no se puede entrar sin encontrar un tonto que te mate y te robe. El que quiera PVP tiene mapas 4 vs 4, no había necesidad de darle carta blanca a la comunidad tóxica que se dedica a molestar al resto de jugadores.
A pesar de eso, estamos hablando de un juegazo en el que se puede invertir el dinero tranquilamente, puesto que es diversión asegurada durante mucho tiempo. No es una obra maestra, pero de pocos videojuegos hoy en día se puede decir que valen cada euro que cuestan. Mi recomendación es que lo compres dentro de un par de meses, que el juego estará más maduro y completo.

PROS

  • Extremadamente divertido.
  • Juego para echar cientos de horas.
  • Los tiroteos son frenéticos y muy satisfactorios.
  • La ciudad está muy bien recreada, es un placer para la vista.
  • Promesa de DLCs gratuitos que ampliarán el contenido.
CONTRAS

  • Cajas de loot y micropagos. 
  • Bugs y optimización mejorable.
  • Sistema antipiratería DENUVO.
  • PVP tóxico en las zonas oscuras.
  • Poco contenido de salida. A la larga se hace repetitivo.