miércoles, 20 de septiembre de 2017

Filled Under:

The Walking Dead (Tealltale), por David Luna

Esta vez me voy a alejar un poco de los shooter que tanto me gustan y os voy a presentar un juegazo pero con una jugabilidad diferente. Normalmente cualquier juego requiere cierto grado de interacción y habilidad, ya que buscamos que haya un desafío equilibrado; si el juego es demasiado fácil, aburre, y si es demasiado difícil, nos frustra. En el título que paso a recomendaros no encontrareis ni lo uno ni lo otro (ni hay reto ni demasiada participación), el objetivo no es conseguir una puntuación alta como en los juegos más arcade, es disfrutar (y vivir) una buena historia ¿Entonces qué tiene de especial? ¿Qué lo hace divertido? La respuesta corta es… TODO. 
Empezaré hablando de la empresa Telltale, la cual se ha especializado en un modelo de negocio algo particular basado en hacer aventuras gráficas y venderlas por episodios. No voy a entrar en si el tema de venderte un juego a trozos es bueno o malo, particularmente sólo recomiendo comprarlo cuando hayan sacado el último episodio y así puedas disfrutar de la experiencia completa, ya que el lapsus de tiempo desde que sale un episodio hasta que te llega el siguiente es de varios meses. Telltale ha sacado aventuras gráficas de Regreso al Futuro, de fantasía y elementos sobrenaturales, de Batman y hasta de Juego de Tronos, pero su verdadera joya de la corona está en la franquicia The Walking Dead, sobre todo en una serie que empezó a principios de 2012 con The Walking Dead The Game, luego continuó con Season Two (2013-2014) y que en este año ha recibido su tercer título Una Nueva Frontera (2016-2017), pero que tendrá con toda seguridad posteriores entregas en el futuro. 
Estos tres juegos están basados en los exitosos comics de Robert Kirkman. Para los pocos que no sean fans y no sepan de qué va The Walking Dead, en el videojuego tendremos que sobrevivir a un apocalipsis zombie (aunque siempre se les llama “caminantes”) en el que los no-muertos no son lo más peligroso, habrá que luchar con otros humanos para conseguir comida, agua y refugio. La historia gira en torno a Clementine, una niña pequeña que deberá aprender a sobrevivir y a la que iremos viendo crecer en un mundo hostil en el que tendrá que matar para no morir. Se aleja un poco de lo que es una aventura conversacional clásica del point & click, ya que prácticamente sólo tienes que intervenir en determinados momentos a través de una serie de QTE (Quick Time Event) en los que tendremos que pulsar algún botón del ratón o del teclado para que nuestro personaje realice acciones; de no hacerlo correctamente normalmente moriremos y tendremos que empezar de nuevo desde el punto de control más cercano (cosa que no ocurrirá mucho debido a la escasa dificultad de los QTE). También, durante la historia se nos pedirá que charlemos con otros personajes y según elijamos una frase u otra iremos cambiando las relaciones o los sucesos que irán aconteciendo. En otras ocasiones habrá elecciones más relevantes que suelen determinar quién vive, quién muere, quién quieres que sea tu aliado.... Asimismo, te enfrentará a decisiones morales en las que tendrás que decidir, por ejemplo, ejecutar o perdonar la vida a tu enemigo. Realmente es más una película interactiva que un videojuego, porque prima más la narrativa que la jugabilidad, pero con una inmersión que hace que te metas en la historia y vivas una experiencia inolvidable. No hace falta decir que no es un juego para niños al igual que los comics y la serie tampoco lo es.
En apartado gráfico destaca su estética cartoon, la cual se asemeja mucho al cómic. Esto no sólo lo hace muy agradable visualmente sino que hará las escenas gore más fáciles de asimilar que si, por el contrario, tuviera unos gráficos más realistas. Como ya he dicho antes, la dificultad es tan ridícula que está pensado para que podamos pasarnos el juego sin morir ni una sola vez, lo que lo hace accesible hasta a los players más noveles. Normalmente estos juegos que van sobre “raíles” (aquellos en los que el jugador no tiene control sobre el movimiento, el personaje va por caminos prefijados) no tiene ningún bug más allá de un subtítulo con faltas o que entra a destiempo. Ninguno viene doblado al castellano, así que tendremos el audio en inglés y subtítulos en español (latino).
Por último, por si aún no te he convencido, te diré que el precio de estos títulos no suele rebasar los 23 euros en STEAM (aunque yo recomiendo comprarlos en oferta, puesto que tampoco nos van a proporcionar diversión más allá de 5 o 7 horas). Sólo me queda decirte que si eres fan de The Walking Dead y te gustan los videojuegos es una compra obligada y, si no eres fan…, cómpratelo igualmente que seguro te engancha.