viernes, 30 de junio de 2017

Filled Under:

Chimamanda, por Ofelia Ara

¿Hay algo más merecedor de tutela y trato condescendiente que un negro y que, además, sea mujer? La ironía de Chimamanda Ngozi Adichie se percibe en todos los rincones del libro de relatos "The thing around your neck" (Algo alrededor de tu cuello).
Escritora nigeriana, alcanzó fama con su charla TED "We should be all feminists" (Todos deberíamos ser feministas), en 2014. Ahí expone parte de los principios que luego desarrolla en sus escritos. Su lucha constante por el respeto y la igualdad, entendida como igualdad política, económica y social entre los sexos. Una lucha que, si todavía es necesaria en el mundo occidental y desarrollado, aún es más imprescindible en países como el suyo, Nigeria, donde las mujeres creen que el feminismo no es algo propio de ellas ni de su cultura. Donde la masculinidad se halla encerrada en una vía muy estrecha y las mujeres se sienten inherentemente culpables cuando no están comprometidas con el desarrollo de un hombre.
Pero este libro tiene diferentes lecturas. La principal, la historia de las mujeres nigerianas, tanto en su país como en su situación de emigrantes en Estados Unidos, país de promisión y decepciones. De nuevo aparece la ironía y un fino sentido del humor en este nuevo escenario físico, como en "On monday of last week" (El lunes de la semana pasada), en donde, además de tocar el tabú del lesbianismo, se sorprende, como ejemplo, de cómo es la paternidad americana, un compendio de ansiedades. O en el cuento que da título al libro, "The thing around your neck", que relata la historia de una mujer recién llegada a Estados Unidos, que ve como se degrada su vida día a día, sin esperanza, y se instala algo alrededor de su cuello que oprime y asfixia, un peso tremendo ante la certeza de no tener futuro ni pasado. Y donde también se habla de la condescendencia de los que se consideran amigos de los negros, de los prejuicios y del racismo. Sin embargo, con toda la extrañeza sentida en el país de acogida, se dice "it is one of the things she has come to love about America, the abundance of unreasonable hope" (es una de las cosas que había llegado a amar de América, la abundancia de esperanza irracional). La cara y la cruz de la emigración.
A quien no le interese el aspecto socio-político del libro, puede disfrutarlo como un libro de viajes, una aproximación cultural apasionante al mundo africano, a sus costumbres ancestrales y a las actuales, al sentir orgulloso de sus moradores que se ven deslumbrados por los cantos de sirena de Occidente para luego ser deglutidos y anulados por él. Y, como una música envolvente, este lector podrá disfrutar de los pensamientos íntimos de los personajes que acompañan con delicadeza y veracidad los relatos, pareciendo que escuchamos voces auténticas.
He comenzado con el estigma de ser negro y el estigma de ser mujer, que es lo que la autora siente en Nigeria. No es la primera vez que alguien habla del aprecio que, incluso los negros entre ellos, tienen hacia las pieles más claras (recordemos las películas de Spike Lee, tan combativas y críticas). Este deseo de blancura lo sufren las mujeres africanas y también las americanas. La belleza no es racial según los cánones occidentales. Pero Chimamanda Ngozi Adichie da un paso más; ser mujer en Nigeria es saber que se está en un plano secundario, hasta el punto de que, para conseguir trabajo, debes gustar a un hombre. A esto se suman los otros problemas de Africa, la corrupción política, la policía, también corrupta, la posición de los pobres (véase la toma de conciencia en "A private experience", Una experiencia privada) o la terrible plaga de la venta de medicamentos caducados. Sin olvidar, por supuesto, a los bien intencionados blancos que acuden a enseñar a leer a los niños nigerianos con libros de títulos tan absurdos e increíbles como "La pacificación de las tribus primitivas del sur de Nigeria".
Y al final, con el último relato, volvemos al principio de todo, a las raíces, a la esencia de la mujer africana, y encontramos la esperanza y un futuro optimista, después de la enajenación y la pérdida de la identidad. " The headstrong historian" (La historiadora cabezota) es una rebelión, un grito de guerra hondo, aunque silencioso, íntimo. Es una historia circular que comienza con una generación orgullosa de lo que es y, aunque la familia acusa la embestida de un mundo blanco que resulta castrante, termina su linaje encontrando una voz, femenina, heredera de ese orgullo, que se rebela, como mujer y como negra, frente a la tutela y la condescendencia, que demuestra su madurez y su firme deseo de ser ella la que trace el camino a seguir, el suyo y el de su pueblo.
La recomendación está basada en la edición "The thing around your neck", Harper Collins, Fourth Estate. Si no se tienen ganas o posibilidad de leer en otro idioma y de disfrutar de la voz de una emocionante escritora sin la pátina de la traducción, existe una edición en castellano en "Algo alrededor de tu cuello", Random House editores.

"The thing around your neck"
Harper Collins.
Fourth Estate.