domingo, 31 de agosto de 2014

Filled Under:

Poemas, de Manuel Jiménez Bascón




El amor es un camino
que debemos recorrer;
témpano de hielo frío,
es profundidad y caer.
Alta cima inaccesible,
aprender a conocer;
caminar sin rumbo fijo
siempre pensando en volver.
Es perseguir las verdades
buscando un rayo de luz;
aventurarse en la sombra
y que la sombra seas tú.
Es fuego ardiente a la aurora,
rescoldo al atardecer,
y cuando llega la noche
ir comenzando a no ser.
________________________

Escuchar
…un poema de espíritu vacío
es aceptar un mar embravecido
sin olas, sin abrupto acantilado;
es pasar de la nada hacia el hastío,
es soportar un chiste mal contado.
________________________

AYUDA

Me gusta hablar directo, sin premisas,
sin saber qué desea de mí el otro,
sin mirar a la cara al contertulio,
despreciando cómo acaba el soliloquio.

Porque me gusta hablar conmigo mismo,
siento necesidad de hablar contigo
y que del cruel tormento de mis dudas,
cual rígido notario seas testigo.

Y me saques del tedio y del hastío
señalándome la senda del mañana,
pues que sin rumbo, vagando en el vacío,
no lograré alcanzar más que la nada.