martes, 10 de septiembre de 2013

Filled Under:

De jodiendas y esquizofrenias varias, por Salva Loriguillo

Hoy ha sido un día jodido. En mi pequeño mundo, hoy ha sido un día jodido. Dejadme que me siente y os lo cuente.
Sí, lo sabía. Sabía que el dinero es el único dios verdadero. Sí, lo sabía. Y lo sé. Pero tienen que pasar cosas como las que hoy he conocido para reafirmarme en esta máxima de la vida, que de vez en cuando, te pega dos hostias en la cara que te deja ahí quietecito, temblando, como niño de pantalones cortos de película de Garci al que los mocos se le descuelgan hasta la boca.
Insisto. Hoy ha sido un día jodido.
A mi hermana hoy le han pasado en su empresa la factura por ser madre. Un puesto de trabajo diferente al que tenía, con unos turnos distintos y en unas condiciones comparables, cuanto menos, a las de una empresa tercermundista. Una invitación, en toda regla, a tomar la salida. Esa ha sido la nueva oferta que tan amablemente le han puesto sobre la mesa. Curiosamente, esta oferta se le hace a una mujer, madre hace un año de dos gemelos preciosos que ya pueden apuntarse en su curriculum ser la causa del despido ¬–aparente despido, por supuesto- de su madre.
Que la maternidad te cueste un puesto de trabajo es una putada. Pero es lo que hay. La empresa, el dinero, no entiende de prematuros ni de hospitales, o “estás en esta empresa las horas que vengan bien o ahí tienes la puerta”. La empresa, hasta hoy, de mi hermana es FJ Sánchez, Aceites La Pedriza, y la encargada de transmitirle tan buenas noticias ha sido su jefa y una de las dueñas de la empresa. Sí, sí, la dueña. Una mujer. Otra mujer. Y para colmo, la ingrata se llama Consuelo, ¿hay consuelo cuando te ponen en la calle por ser madre? A su dinero, señora Consuelo, ya no le sirve una mujer con hijos, mejor solteras, mejor hombres, ¿no?
Suspiro. Hoy ha sido un día jodido.
Vía whatsapp me cuentan que uno de mis anteriores jefes padece esquizofrenia política. Hablamos de Luis Moreno, ex alcalde de Baena, al que hoy le han publicado en El Mundo un artículo de opinión. El tema del texto es indiferente, voy al envoltorio. ¡¡¡Luis Moreno escribiendo para El Mundo!!! Sé que esto mi pequeño mundo, quizás no me entendáis, pero lo escribo gri-tan-do, con todas las exclamaciones del teclado.
Nunca olvidaré ese domingo de carnaval cuando una noticia de ese diario me robó una fiesta con Los Picaos, llevándome hasta el trabajo. ‘Hazlo por responsabilidad’, me dije. Imbécil de mí. Aquel día comenzaba una pesadilla para Luis y su familia, durante más de dos años lo asociaron desde ese periódico a escándalos en puticlub, gastos suculentos en comilonas, donaciones dudosas, cobros ilegales… Sufrió, sufrieron, mucho con aquello y los que estuvimos alrededor lo vimos. Y hoy, dos telediarios después, tornados los intereses –quién sabe si también por el dinero-, los enemigos –El Mundo y Luis, Luis y El Mundo- ahora comparten mesa y mantel, papel y pluma, en contra de otras personas.
Cuento hasta diez. Hoy ha sido un día jodido.

1 comentarios perrunos:

Anónimo dijo...

Que bueno, que buenooo...
Hasta recuerdo esa tarde, en que saliste corriendo, y dejaste la fiesta de los picaos, para irte a hhcer de bombero, y apagar incendios de otros...